La Generosidad como fuente de amor

Pensamiento sobre la Generosidad
y sus efectos



Desarraigo del egoísmo


Hoy comprendo que no soy generosa dando lo que me sobra, 
sino compartiendo aquello
que necesito menos que otro Ser humano; 
 ya sea que se trate de mi  familia, de un amigo, o de un desconocido.
El desapego me transforma en una persona
capaz de dar aquello que ayuda
a otro a sentirse más feliz con su realidad ; 
y por mis actos no siento pérdidas,
 lamentos, arrepentimientos ni miedos; al contrario,
me siento bien compartiendo
porque aprendo a ser útil en sentido humano.

Se que me curo si brindo amor
y comparto bienestar.





votar
Compartir en Facebook