Enfrentar el dolor con Aceptación


Superar un dolor


El dolor físico, espiritual o emocional
debe enfrentarse con valor, fortaleza y serenidad.

Debemos pensar que son pruebas que nos impone la Vida
y aceptarlos como parte de ella.
Todo aquello no deseado que nos acompañe en nuestro peregrinar,
debe ayudar en nuestro crecimiento espiritual;
y no ocasionarnos pena, resentimiento, frustración o desesperación.
Debemos creer con firmeza en la recuperación de la salud
física, espiritual o emocional; ayudándonos con pensamientos positivos que nos motiven; rodeándonos de afectos que nos contengan, y buscando toda la ayuda necesaria para atravesar con dignidad aquello que hoy nos toca vivir.















votar
Compartir en Facebook