La Felicidad y sus momentos...




Somos felices de a momentos; de a ratitos
y, por vivir buscando una felicidad eterna,
suelen escaparse de las manos las mejores oportunidades
de sentir su abrazo.
Ella es un regalo de la vida, suele llegar con la sorpresa...otras
veces,  ya está con nosotros, pero por querer
eternizarla o vivir idealizándola, no somos capaces de reconocerla.
Disfrutar de cada día es comenzar a gestarla en el
disfrute de las pequeñas cosas; recordando que casi siempre, tras lo pequeño
suele nacer la corpórea posibilidad de una plenitud insospechada.
La vida es tan corta, todo sucede tan rápido...que no disfrutar en el trayecto
es un acto que no debemos permitirnos realizar.
Ser felices en el hoy, con el hoy y por él,
es reconocer que somos alquimistas de nuestros destinos
y con nosotros nace, vive y muere
lo efímero y lo sublime.















Entradas populares de este blog

Decreto Metafísico para tener tranquilidad

Decreto Metafísico para lograr el equilibrio