El Poder de las Palabras


El Poder de las Palabras





Quien dice que las Palabras que pronunciamos no tienen poder, es, realmente, inconsciente. Su poder es innegable y ellas son capaces de transformar a las personas: traen alegrías o tristezas; unen o desencuentran eternamente; alivian o cargan con una cruz muchas veces difícil de sobrellevar: Ilusionan, abrazan y hasta estigmatizan cuando su voz alcanza al otro corazón. Su esencia es el aire pero su legado es de fuego y su razón es siempre la expresión de un sentimiento que nos habita. Decretan, afectan y hasta olvidan si así lo deseamos; declaran paz o guerras; grandes amores o los odios más blafemos de la historia; liberan, encierran o callan para siempre ; pero siempre influyen en la condición humana.
Por éso, procura que sean buenas todas las palabras que pronuncias; recuerda lo que dice la Biblia: Lo que de tu boca sale, de tu corazón proviene.


Las Buenas Palabras

Amor
Fe
Esperanza
Perdón
Amistad
Unión
Paz
Alegría
Serenidad
Gozo
Júbilo
Encanto
Bello
Belleza
Simpatía
Corazón
Nobleza
Calma
Solución
Entusiasmo
Perseverancia
Encuentro
Alivio
Regalos
Sonrisa
Recuerdos
Cariño
Dulzura
Valentía
Fortaleza
Generosidad
Afectos
Familia
Sueños
Hoy
Mañana
Sentimiento
Calidez
Sencillez
Tranquilidad
Ilusión
Felicidad
Renacimiento
Oportunidad
Triunfo
Éxitos
Sabiduría
Templanza
Solidaridad
Humanidad
Gracia
Pureza
Momentos
Gentilezas
Compartir
Amor


Y todas aquellas que sientas que acarician tu alma... Piensa en ellas y comunícalas a todos los seres con los que tengas contacto.
Comienza en tu hogar.



Palabras, Leer palabras positivas, El poder de las palabras, Palabras que ayudan, La palabra como decreto





Entradas populares de este blog

Decreto Metafísico para tener tranquilidad

Decreto Metafísico para lograr el equilibrio